jueves, 28 de febrero de 2008

R.I.P SAÚL

Despiertas en la penumbra. Las calles solitarias reflejan que no hay nadie quien no tema. Tal vez si todos supiéramos qué hay tras la muerte, el miedo desvanecería y se convertiría en humo, alzándose hacia el cielo y desapareciendo de nosotros. Pero tal vez es el miedo a la muerte lo que nos mantenga unidos, así pues dejo a la muerte en paz, esperando que me ataque cuando yo desee morir.
Y la gran pregunta de siempre ¿Dónde estarán las almas que han perdido a su cuerpo? ¿Vagarán perdidos entre las arboledas de los bosques? Yo creo que se van a otro lugar, no sé si mejor o peor, pero allí vuelven a nacer.
Pobre criatura desamparada. Algún día quedará en el olvido, pero de momento, hoy, los recuerdos que tenemos de él pasean por nuestras mentes sin creernos todavía lo que ha sucedido. Cuesta creer que no vas a ver a una persona nunca más en tu vida, por culpa de la muerte...
Yo no he visto su cuerpo inerte, ni toqué sus manos frías. Tampoco vi su cuerpo con el corazón sin latirle. Sí, lo único que nos queda de él son recuerdos... Recuerdos que vagan confundidos por el pasillo de esta celda, y no nos dejan seguir nuestro rumbo. Vagan por sendas, vagan por corredizos y llegan hasta el final chocándose contra la pared y rompiéndose. Ese sé que es su final. Allí cesarán los recuerdos y nosotros... alguna vez en esta vida, también seremos recuerdos estrellados en algún lugar del mundo...
Laura Martínez...

Sé que has dejado proyectos atrás y toda una vida por delante... Pero también has dejado almas destrozadas que velan por ti todos los días... Hoy simplemente me he acordado de ti y he dejado fluir por el papel lo que en ese instante he sentido...

7 comentarios:

Miguel Pazos dijo...

Bueno, a mi la muerte me parece la mayor cabronada del mundo, se llevó a mi padre teniendo yo 13 años y me cuesta admitirlo. Gran relato, como siempre, estás hecha una "pofesional".

Un saludo

Reyex dijo...

Uno anda por la vida sin saber cuando le toca y si, muchas veces se lleva antes que a nosotros a gente que hemos querido mucho y de los que al final solo nos quedan recuerdos borrosos como niebla.
A mi me gusta decir "que la muerte es como el amor, no les tengo miedo; pero tampoco voy queriendo encontrarlos en la siguiente esquina"... pero igual y me equivoco y cuando me la encuentre muera más de miedo que del hecho de encontrarla.

Buen post. Saludos

fabián dijo...

hola,un saludo,tú sabes lo que tengo que decir.
felicitaciones
(prometo que mis comentarios se harán mejores)

•°¤*(£AURA)*¤°• dijo...

mi teoria, es que despues de la muerte... llegas a un estado de bienestar... no ahi reencarnación, mi amigo cree que despues de la muerte reencarnas en algo peor que tu... eso si, algun día todos lo vamos a saber... cuando realmente solo seamos eso... recuerdos... buenos y malos...

Te felicito Lau, escribes muy bien!

belen dijo...

A nadie nos gusta pensar en la muerte, especialmente la propia o la de nuestros seres queridos. Pero cuando se cruza en tu camino, lo mejor es enfrentarla, hablarle cara a cara, echar fuera todos los demonios que te destruyen por dentro. Haces bien escribiendo sobre esto.

Mefistófeles dijo...

La idea de la muerte a lo Kafka en el Proceso es así.
Es segura.
Es simple.
Es un largo camino.
Es un reflejo.
Es nada.
Es miedo.
Es llanto.
Es lo más seguro y triste que existe.
Buen texto.

Saludos y Abrazos.

carlota dijo...

mmm yo creo que la muerte es pasar de un estado a otro, creo que nuestro cuerpo es lo deja deja de funcionanr mpero nuestra escencia en algun lado debe estar, no se donde , quizas en alguna dimension, quien sabe, pero lo que nos hce ser persona diferentes y unicas, nuestra esencia donde esta ,esa es mi interrogante, donde????