miércoles, 27 de febrero de 2008

¿Cómo fue...?

Todo comenzó con una pregunta: “tu primera vez…”. Yo quedé pensativa y sorprendida. ¿La primera vez que qué? Recuerdo muchas primeras veces: la primera vez que me monté en bici, la primera vez que rompí el jarrón favorito de mi madre, incluso la primera vez que hice un bizcocho.
Mi primera vez… ¿La primera vez que freí un huevo? ¿O quizás la primera vez que comencé a vestirme sola? Mi primer beso.. mi primera caída de la cama, la primera vez que comencé a escribir…

“No, no” me sigues diciendo”Tu otra primera vez.”

¿Mi otra primera vez? ¡Aaaaa! Ya entiendo, mi otra primera vez son las segundas veces que yo cuento como primeras: la primera ve que me dijeron “te quiero”, la primera vez que me lo volvieron a decir. La primera vez que suspendí un examen, la primera vez que no me cansé corriendo, e incluso las primeras veces donde repetí estas acciones.

“Que no…” suspiras “Me refiero a la primera vez que te marcó…”

Creo que no llevo ninguna marca, pero podríamos decir que fue en la escuela en los primeros años de preescolar, los rotuladores me ponían perdida…

“No” esta vez parecía molesto “Tu primera vez conmigo”

¿La primera vez que te vi? Ya sé, la primera vez que te sonreí, que te cogí de la mano, que suspiré contigo, que me senté junto a ti al lado del mar… ¿La primera vez que te llevé a mi casa? ¿La primera vez que llore contigo? La primera vez, quizás, que me recogiste en tu coche, ¿o quizás la primera vez que me sentí incómoda contigo?

“Laura! La primera vez que hicimos el amor…”

¿La primera vez que hicimos el amor con la primera caricia? ¿Con la primer mirada? ¿Con el primer beso en tus labios? ¿O quizás la primera vez que me desnudé ante ti, y tu ante mí? Nunca hemos hecho el amor; simplemente fue sexo… Tú nunca me has amado, y yo nunca te he querido… tan sólo es atracción. Siento no haber podido contestar a tu pregunta, pero todavía no tengo el placer de haber sentido el amor en nuestras noches promiscuas, en tus caricias sin tacto, en tus besos pasionales, o incluso en tu mirada de deseo…

Laura Martínez.

Foto: Cristina Ruíz (sabes que me encantan tus fotosss!)

10 comentarios:

Cris* dijo...

Hola Lau!!! tengo que decirte que la historia, me ha gustado bastante, sí, sí. Supongo que todo el mundo preugnta por la primera vez, pero como tú misma has explicado, primeras veces hay muchas, tantas como cualquier cosa en la que pensemos, o no es así?

y muchas gracias Lau, de verdad, gracias por mantener mi Copyright ^^

un besito!!

Pd: nunca abandones esto Lau, ya sea por blog, en libros, en periódicos, o simplemente en tus hojas, pero, nunca dejes de lado este don que tienes, el don de escribir.

Matthew dijo...

cual es la importancia de la primera vez? uno siempre con cada minuto aprende cosas nuevas y aunque lo hagas mil veces cualquier cosa que hagas en la vida siempre tiene un sentido diferente

frente al tema especifico de la afectivida sexual...me acuerdo a arjona que decia algo de que muchas veces tuve sexo pero pocas veces hice el amor

saludos cordiales

sigue el consejo de tu amigo
continua siempre escribiendo.

Reyex dijo...

Pues no hay mucho más que agregar sobre lo que ya describes, realmente nada más que agregar y me uno a aquellos que te incitan a seguir escribiendo.
Muy buen tema y muy bien escrito. Saludos.

belen dijo...

Hola, Laura, y gracias por visitar mi blog. Me encanta ver que hay gente de tu edad que se sigue interesando por la palabra escrita, porque te aseguro que en mi entorno ya son los menos. Seguiremos viendonos. Saludos. Belén

Intoxicada.* dijo...

Es cierto.
Hacer el amor & tener sexo es diferente.
En uno esta presente la dulzura & en otro solamente la pasión carnal.
Saludos linda :)
Nunca dejes de escribir ><

Miguel Pazos dijo...

Bueno, otra vez estupendo relato, sacándole 1000 vueltas a un tema en concreto. Eres buena tiaaa!!!!jaja. Venga guapa, besos ciao

Mefistófeles dijo...

No sé que decir al respecto.
Un buen escrito y un buen tema
¿La primera vez?.
Quizás, todos los días en la mañana el primer rayo de sol que entra directo a los ojos, es la primera aproximación de la vida.
Es como Niebla de María Luisa Bombal

Saludos y Abrazos

fabián dijo...

no tengo palabras,interpreta mi "silencio" como un mutismo que quiere halagar,pero el día es tan pesado que las palabras se niegan a desnudarse en mi boca.tú sabes lo que pienso acerca de tu manera de escribir.
besos lau
(una de mis maestras póstumas)

•°¤*(£AURA)*¤°• dijo...

que gran escrito, pase a dejarte un saludito, sigue escribiendo, me gusta mucho pasar por aca... Cuidate

La toca XD =P

JuaKo! dijo...

¿Y qué importa la primera vez? ¿qué importa todo? La vida es experimentación continua, prefiero no recordar primeras veces y vivir el presente. (No lo suelo conseguir, el pasado me absorve, lo cual pone en duda la cordura del comentario)


Creo que me has pillado en un momento de locura, o de tristes recuerdos sexuales :S