jueves, 21 de febrero de 2008

Extraño...



Extraño tu mirada,
aquella que, sin más razón,
me entregaba una sonrisa
y sentía ser amada.

Extraño esa sensación.
Enardecimiento y alegría;
aquella que hacía vibrar
mi más desdichado corazón.

Extraño la mentira,
que piadosa me entregaba
sus más remotos
momentos de alegría.

La verdad es irremediable,
un puñal en mis entrañas,
que las desguaza, las tritura
y me las abre.

Extraño que me extrañes,
que me mires,
que me hables,
que me ames...

Extraño tus suspiros
que me desvelaban
tus temores
acompañados de los míos.

Extraño momentos inalcanzables,
irrepetibles, irremediables.
Momentos que jamás existieron
y que, ahora, son parte de lo inalcanzable.

Laura Martínez.

6 comentarios:

fabián dijo...

tú si tienes de que jactarte¡

Daviciélago dijo...

La extrañeza es parte de nosotros. Cada vez que me miro al espejo me extraño de que exista, y siga en este mundo. Buenos escritos..Con tu permiso te puse en mis blogs favoritos..Mi pasión también es la escritura..Si tienes un segundo que te sobre y lo quieres dedicar a leer pásate por mi blog, será un placer. Besos de loki vinodelfin.

Reyex dijo...

La verdad escribes muy bien, y además que el poema me llega, de manera diferente pero llega, yo también extraño a alguien que desde la lejanía esta conmigo por lo menos en esencia y una foto...

Saludos, espero ya escribir algo serio pronto, algo más comentable, sola pido paciencia por que terminar la tesis es lo que me apura y nomás posteo cosas de manera rápida. Seuimos en contacto.

•°¤*(£AURA)*¤°• dijo...

Que buen post... como extrañamos los momentos de felicad... porque creo que definitvamente la felicidad no existe... son solo momentos!!! gracias por visitarme!!!

Intoxicada.* dijo...

Lindas palabras.
Siempre hay gente que desde la lejanía nos manda su presencia.
Saludos.

JuaKo! dijo...

Solo puedo decir... BRAVO. lo demás ya lo han dicho el resto de comentarios.

Un abrazo