sábado, 12 de septiembre de 2009

Escribamos



Su diecisiete y medio cumpleaños vino acompañado de una pluma
que escribía con la inercia de la literatura.
Nada podía pararla, nada,
ni siquiera el cansancio de la noche o sus bostezos.
Con esta pluma, escribiría todos los momentos;
escribiría sus memorias,
sus viajes por el mundo
y el paso de los años no puliría su cristal.
Comencemos pues, a redactar lo vulnerable.
Y es que quedan tantas cosas por contar…
Esto sólo es el principio.

4 comentarios:

Mery... christmas dijo...

Yo quiero una pluma desas. No de ésas; desas...

Belén dijo...

mejor, yo lo quiero leer todo!

besicos

Laura dijo...

:-D

AdR dijo...

Tienes letra de futura escritora (y además con pluma nueva), cashoperra. :P

Besos.
P.D.: Yo uso tinta negra, permanece más en el tiempo y queda muy elegante. Compara, compara :P