viernes, 18 de abril de 2008

Una anécdota para Seki

VILLANCICOS EN EL PORTAL DE BELÉN.

Aquella tarde- noche todos pasaban frío. Seki iba abrigado hasta la cabeza, Cris aunque no tan abrigada como él llevaba también un jersey de lana y un anorak. María y Belén iban normales, eso si, que a María no le faltase el cuello alto. También estaba Elena, la prima de Lau con su acento alemán-español, y Joana con sus pantalones a rayas y su pelo largo, Andrea con su pelo punk y su pantalón naranja, y por último, como no, la más fashion de todas: allí llegó la súper Laura con sus súper alpargatas, pasando un frío que te pelas, solamente para exhibir sus modelitos.
Decidimos dar una vuelta, cruzamos todas las calles, pasamos por el paseo, por el parque nuevo, una segunda vez por el paseo... También pasamos junto a la iglesia y vimos una pequeña carpa. Nos entró la curiosidad por saber lo que habría allí adentro y, aunque estaba cerrada, nos metimos por un rinconcito que había. Al entrar descubrimos que había un Belén, no muy bien hecho que digamos, pero en fin... Un Belén.
A Laura le dio por cantar villancicos y como no, desentonaba una cosa mala haciendo un montón de gallos, pero sin importarle, siguió cantando.
A este canto “laureano”, se le unió Cris y seguidamente Elena. Todo el mundo quedó callado y miraba sorprendido aquel ruido espantoso. Cuando decidieron dejar de cantar, Seki quedo solo con el canto y entonaba voces tenores. A esto que de repente apareció una señora mayor, con pelo canoso, y arrugas de expresiones. Su cabeza estaba asomada por un hueco pequeño que había entre las paredes de plástico de aquel sitio, y dijo:
_ ¡AH! Eras tú quien estaba pegando gritos.... Ya pensaba yo que iban a robar el Belén, o algo parecido. Ahora sé que el Belén está a salvo con tus cantos.
Y la mujer le entregó una espada al súper EZEQUIEL, para que pudiera defender aquel lugar tan sagrado y típico de Navidad: el Belén.
Seki no sabía lo que decir, pero aceptó la espada con orgullo. Desde aquel día Seki se convirtió en el guardián de los Belenes durante todas las navidades, y quien sabe, tal vez también para la próxima....
Laura Martínez. (2005)
Felicidades Ezequiel!

5 comentarios:

Jorge Luis Freire dijo...

está graciosa la foto.

me pregunto que estarán leyendo. parecen historietas...

Mefistófeles dijo...

Buenos recuerdos... ES necesario verlo de esa forma...
Gran premio el cuidador de Belén.
Yo también canto pésimo, por eso renuncié a ello...

Saludos y Abrazos

•°¤*(£AURA)*¤°• dijo...

que historia tan interesante y entretenida! besos

JuaKo! dijo...

de vuelta de vuelta!
Espero poder leerte más a menudo...fantástica!

EteAN! dijo...

hola Lau!!

hace mucho que no sabia nada de ti, en la asociacion no he visto nada, se extraña tu prosa...

Un saludo!