miércoles, 9 de abril de 2008

SUGIERO QUE TE VAYAS


“Niño, tira pá Linares.” Pienso “Y no vuelvas. Desaparece de mi vida, sumérgete tú sólo en tu propio océano oscuro y no quieras ahogar a los demás. Vete, no me hagas pensar que te odio antes de tiempo; corre ahora que todo está más o menos apaciguado, escapa de tu propia mentira, aquella que creí y que estoy apunto de descubrirla. Sí, anda, antes de que pueda arrepentirme de quererte olvidar, antes de que me de cuenta de que no eres suficiente valiente para la realidad, antes de que me de cuenta de que no es bueno estar a tu lado. Vete, y te recordaré como aquel que me abandonó, pues prefiero recordarte como a un egoísta que me hizo daño y que en el fondo le quiero, que como un egocéntrico mentiroso que odio. Vete sin decirme nada, como si algún misterio desencadenase tu vida y yo no lo pueda saber, déjame si quieres una nota de “lo siento”, pero márchate, no vuelvas. Por favor… no quiero saber lo engreído, mentiroso e insuficiente que pudiste llegar a ser; no quiero darme cuenta de lo inocente que fui por haber creído en tus palabras, por haber creído que de verdad me querías. Vete ahora que nadie sabe la verdad y sólo yo puedo imaginarla, ahora que todo el mundo te ve todavía como persona aceptable y ahora que yo puedo todavía convencerme a mí misma de que has tenido tus razones para dejarme. Vete antes de que yo te deje a ti… corre por aquel camino fangoso que llegaste, e intenta no quedar atrapado en el oscuro barro de tus mentiras; antes de que yo quede atrapada de nuevo en tu “te quiero” o antes de que me de cuenta de que es falso. Huye ahora que no es ni demasiado pronto ni demasiado tarde, huye con tus gritos y sal de aquí… ahora que todavía puedo creer que lo que me dijiste era verdad; ahora que todavía sé que aún te amo.”
Laura Martínez

6 comentarios:

Aiutami, Schopenhauer!!!!!! dijo...

Las mujeres suelen tener historias distintas, cada una la suya, y sin embargo, casi todas son historias fuertes.
Estas palabras, que pareces tirar en contra de la pantalla, con rabia, odio, y quizás real sufrimiento, son palabras certeras, para toda mujer.
Y los hombres, si todos tuviesen que irse por ese sendero de barro, se irían y se encontrarían todos en el mismo lugar: a la mierda.
eres muy jóven, por lo que dice tu perfil. Bienvenida al mundo de las mujeres. Escribirás muchas veces y en muchas ocasiones las palabras que ahora pones en tu post.
C.

Carome dijo...

Con alguien así deberías preocuparte si se queda, no de que se vaya.

Según lo describes, enhorabuena, se ha ido.

Y hablo de personas, no de hombres o mujeres.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Ya lo decía la canción: ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio, contigo porque me matas, sin ti porque me muero...

•°¤*(£AURA)*¤°• dijo...

LAU ME ENCANTA ESTE BLOG (en el fondo, estoy segura que es pq me siento identificada con partes de la historia)... a veces es muy triste levantarse recordando que se ama y no se tiene, que se quiere olvidar y no se puede... peor aún, sentir que tantos pensamientos hacia esa persona logran atraerlo... y estar tan cerca y a la vez tan lejos... me recuerdas mucho quien era... quizá... quien todavia soy...

un beso!

titin dijo...

me encantan tus hitorias...

solo queria recordartelo...


gracias por compartirlas :D

Jonathan dijo...

Me encanta, tu blog, felicidades, y sigue escribiendo. Realmente me da mucho que pensar tus letras.

Gracias.