lunes, 7 de julio de 2008

La Orden Secreta (parte 2)

(...)En cuanto abandonó el castillo se internó en el bosque. Su paso era firme y ligero, su expresión seria, y su encuentro con los demás, confusa.


La noche inundaba la isla, pero en lo más profundo del bosque, una luz tenue, que brillaba con poca intensidad, iluminaba las caras de cuatro personas que formaban aquella Orden Secreta.
El rostro de Norf reflejaba preocupación e impaciencia; daba vueltas de un lado a otro entre los árboles, mientras Wilor, Ruhan y Nims pensaban, sentados en troncos caídos y tirados en el suelo, en la catástrofe que podría suceder dentro de poco si no ponían una solución.
_¡ Maldita sea! _ gritaba desesperadamente Norf, que seguía dando vueltas de aquí para allá _ ¡Se nos agota el tiempo!
_ Hey, encontraremos una solución pronto. _ Nims intentaba tranquilizarle_ Confío en que podremos encontrar a las dos personas que nos faltan.
_ Por favor, ¡reacciona!_ Norf estaba histérico. _ Falta menos de nueve meses para que la profecía se cumpla. No podremos encontrarlos, pueden estar en mundos que no conozcamos, ¿No lo entiendes?
Wilor contemplaba la conversación, serio. Él no hablaba, tan solo miraba a sus amigos discutir, y es que eso de hablar le gustaba poco, iba conectado a su ser.
_ Norf, tranquilízate_ quiso calmarle Ruhan _ a lo mejor la profecía es sólo una leyenda, y si es así, no pasará nada.
_ Oye chaval_ Norf echaba humo por las orejas_ A mi no me cuestiones. Estuve presente cuando ocurrieron los hechos. Y no me da la gana que ahora venga un muchacho que sólo ha vivido 23 años, y que no sabe nada de la vida, a decirme que lo más posible es que no ocurra nada.
>>La Mano de Sid debe de estar formada por cinco miembros, y sólo tenemos tres, jamás cuestiones a Shirke.
Nims se estremeció al oír aquel nombre.
-Por favor, sabes que no me gusta hablar de él.- le recordó.
-Pero Nims, nuestra vida va ligada entorno a él. Llevamos siglos esperándole.
_ Lo sé, _ dijo ésta _ y también sé que tenemos posibilidades de encontrar a los dos chicos que nos faltan. Tengo una corazonada. A lo mejor nos hemos equivocado calculando cuándo será el eclipse solar, quizás sea dentro de tres años...
_ O tal vez de tres meses... _ pensó Norf_ Mira, estáis perdiendo el tiempo, si lo que queréis es convencerme de que no hay peligro; pero yo no pienso quedarme de brazos cruzados mientras vosotros intentáis convenceros de que no va a pasar nada.
>>El tiempo es oro, y aunque sea sacrificando mi vida, los encontraré cueste lo que cueste. Voy a despejarme un poco al Refugio.
_ Voy contigo _ Wilor se levantó, miró a Nims y a Ruhan desafiante_ Espero que tengáis la conciencia tranquila, sólo dais más complicaciones.
Cuando ambos desaparecieron, la muchacha suspiró. Su pelo blanco largo y lacio brillaba tanto como lo hacía su piel azul.
_ No me gusta nada ese carácter de Wilor_ dijo Nims, en cuanto sus dos compañeros se alejaron_ Se cree el ojito derecho de Norf... A demás, si no fuera por nosotros Norf no podría haber organizado la Orden Secreta...
_ Pero Nims, ¿estás segura de que los vamos a encontrar?_ preguntó Ruhan sin estar convencido del todo en la teoría de su amiga.
_Claro que sí; te he dicho que tengo una corazonada... Además, tuve una visión... Sé que están aquí en este planeta, y creo que si me dejáis un tiempo para meditar, mis dioses me llevarán hasta el sitio donde están los dos chavales.
_ Nims, ¿estás segura?_ preguntó Ruhan_ Sabes que podrías estar horas meditando
_ Si.. y tal vez días, sin comer, ni beber, y quizás despierte deshidratada, y desnutrida...
_ ¿Entonces?_ preguntó Ruhan confundido.
_ Es un riesgo que debo correr_ admitió Nims.(...)
Laura Martínez

5 comentarios:

Perséfone dijo...

Estaremos atentos a la corazona de esta muchacha que nos tiene en vilo.

Hay que ver que imaginación tienes. Se nota que disfrutas muchísimo escribiendo.

Un abrazo.

David Carrascosa dijo...

Vaya, no sabes el tiempo que hacía que no me metía en una hitoria de Dragones y Mazmorras. Muchas gracias por devolverme a la infancia.

Veremos a ver com sigue...

Besos

Raúl dijo...

Siempre me han encantado las historias "mágicas", de hechizos, conjuros y enfrentamientos arcanos. Incluso las echo de menos.

Lau dijo...

Me alegro que este género os guste. Se puso muy de moda con lEl Señor de los Anillos y Harry Potter, y tras leerme "Memórias de Idhún" a los trece años, me inspiré y comencé esta novela. Pero la estoy volviendo a reescribir, porque la cerdad, a los trece no escribía muy bien

jajaja

Perséfone dijo...

Jajaja a los catorce años yo también escribía mis cosillas. Y ahora te sorprendes releyéndolas y muriendote de la vergüenza...

Hay que ver cómo pasan los años.

El caso es que, a pesar de la tierna edad que tenías por aquel entonces, la idea era buena. Muy buena.

Un abrazo.