miércoles, 24 de septiembre de 2008

"Tema 1: La naturaleza y El Cambio"

La physys, tal y como la traduce Aristóteles, no se traduce únicamente en la naturaleza, claro está que se incluye en el concepto. La naturaleza se compone de sustancias y éstas, para que sean algo, deben mantenerse en sí mismas. Pero llega el problema del cambio o transformación. ¿El cambio, como una pequeña metamorfosis? ¿El cambio de conciencia? ¿El “Qué somos, de dónde venimos, a dónde vamos”?
Poseemos la duda de la transformación como una ingente molestia impregnada en la… ¿ropa? ¿Y si me la quito? Sí, delante tuya, da igual, ya me has visto otras muchas veces, ¿recuerdas? Comenzaste a devorarme en una noche de injuria,- no lujuria- Me tocaste todo el cuerpo, descubriste mi esencia y me hiciste llegar a un estado donde el tiempo se encontraba en suspensión. Está incluido en la naturaleza, por lo tanto, según Aristóteles, forma parte de la physys: es filosofía.
¿El cambio? ¿El cambio de persona, así como tú me cambiaste a mí? ¿O el cambio espetado en mi sexo? Como la majadería cuerda del loco adepto a la pasión, o como el nimio ser que, en realidad, siente lo mismo que nosotros cuando hace el amor. ¿Cambio entonces? ¿Qué nos diferencia; tu pelo rubio, tu cuerpo escultural tus rasgos marcados o tu estilo de vestir? ¿Qué nos diferencia; el trémulo resplandor de la luna brillando esa misma noche? ¿El sudor hedónico resbalando por nuestras ásperas pieles? ¿O quizás nuestras ásperas pieles esperando a ese hedónico sudor? Un asunto sexual y lleno de, ilícitamente, prohibiciones enfáticas.
Mi mórbida mirada y tu mística sonrisa convierten todo en una acción de un futuro cercano que, involuntariamente, nuestro cerebro ha procesado y enviado a nuestros nervios. Asimismo el único músculo involuntario situado en la cavidad torácica, palpita más intensamente y hace que estremezcamos aún sin habernos rozado siquiera.
Pero ya no es roce, sino presión; ya no existe el beso en sí mismo, sino un órgano loco por la – y ahora sí- lujuria. Tú metido en mí, y yo encajada a tu cuerpo, gimiendo de un posible e imaginado sentimiento de amor. ¿Amor? Ahí está el cambio, piensa en ello.
¿Pienso luego existo? No pienso, me dejo llevar. Somos dos inmolados seres que, en un rito para ofrecer su carne al paraíso, no han esperado ni dos minutos en pensar en las consecuencias, en El Cambio.
La transformación de la inocencia, la transformación del estupor y de lo impúdico. Ahora es todo obsceno, - ¡Y qué obscenidad!- La mente juega sucio. No, la mente no juega sino nuestros cuerpos, experimentando sus nuevas reglas.
Pero… dejo de imaginar y aquí sigo, mirándote fijamente a los ojos. Llega El Cambio, la desilusión. ¿Desilusión? No, créeme, esa mirada tuya ha sido más productiva que cualquier otro polvo.
Laura Martínez

11 comentarios:

Miguel A. dijo...

Wooow, qué directo xDDDD. Muy bueno.

Un saludo

Van Boto dijo...

Qué polivalente, me gusta...como el resto.

Sombras en el corazón dijo...

Hay cambios que no se sabe si es mejor no sufrirlos... otros sí.
A favor de todo lo que signifique crecer como persona.
Un abrazo

Jorge Ampuero dijo...

Me gusta la prosa depurada, apasionada e inteligente como la tuya. Una perfecta manera de romper el silencio al fragor de las palabras.
Buen blog. Espero regresar.

Besos...

nestor dijo...

Tus últimas dos entradas han ¿sufrido? un cambio en el eje de tu escritura....¿Es un cambio?
o algo/alguien te ha ocasionado una desilusión?

chau....

Jazziturno dijo...

¿Que no conocías qué? No entendí xD

¡Vi tu Blog de los Martínez! ¡¡¡Tus hermanos son geniales!!! No he podido pasármelo mejor viendo el video en el que bailáis... ¡¡¡Sublime!!!

Un saludo :)

Galina dijo...

Hola Lau
Soy Galina, la madre de los niños de Apát Lajos y tengo mi propio blog en el que relaciono 55 blogs de España que son de mi interés y que resumen un poco todos los temas. Es como mi especie de puzzle, en el que hago una mezcla bastante anárquica de como veo las cosas de ahí, desde aquí.
Te menciono esto porque voy a quitar de esa relación el blog de Alfredo de Hoces porque, a pesar de ser muy interesante, no lo actualiza casi nunca, y voy a poner el tuyo con la fotografía que tienes ahí porque, al igual que el mencionado, :) creo que escribes más que de maravilla y que algún día todo el mundo lo va a reconocer así o se habrá perdido definitivamente el sentido de lo que es justicia literaria.

Besos y desde mi perfil puedes ver el blog que te digo, de los tres que tengo, aunque la URL es http://www.anal-izada.com

BORJA F. CAAMAÑO dijo...

Cada día que pasa mejor. Más directa. Más franca. Más brutal. Sigue así y pronto veremos ejemplares con tu nombre cubriendo estanterias en la Casa del Libro.

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.

P.D. Léete algo de Amélie Nothomb.

Cami dijo...

Hola...tu blog me resulta muy interesante, con la frescura de un don. Un saludo!.

Jorge Luis Freire dijo...

creo que algo de eso leí en la metafísica de aristóteles

Jazziturno dijo...

Discuuulpa... pero es que aún no comprendo a qué te referías con el comentario que dejaste en mi blog. No sé si simplemente es por la entrada. Ayúdame :P

-----------------------

Lau dijo...
Yo noo lo conocía... :-S
26 de septiembre de 2008 0:03