sábado, 31 de mayo de 2008

Capítulo uno (parte dos)




EL MISTERIO DEL BOSQUE.






(Septiembre)



Yo vivía en Cherryville, un pueblecito allá perdido en el estado de Carolina del Norte. Era un pueblo pequeñito, dónde conocías a la mayoría de sus habitantes.
Mi casa era una de las más grandes, y tenía una historia muy larga: fue construida en la época victoriana, para grandes nobles estadounidenses. La anterior familia que vivía en ella se mudó a otra más grande aún, y como la vendían a un precio bastante asequible si miramos bien su relevancia, mi padre había decidido hacer un pequeño esfuerzo y comprarla. Ahora era de nuestra propiedad.
Tras mudarnos de la gran ciudad de Chicago para vivir una vida más tranquila, recuerdo las innumerables cajas que recogíamos desde el camión de la mudanza y cómo las desembalábamos para ir ordenando cada cosa en su sitio.
Mientras cargaba con una de aquellas cajas, vi en la carretera una chica que paseaba con su bici color rosa. Miraba curiosa cómo mi familia y yo recogíamos las cosas del camión y tras eso se acercó y preguntó.
-¿Sois nuevos?
Mi madre le sonrió y asintió.
-Sí. Es la primera vez que venimos aquí. Mira te presento a mi hija, debéis tener la misma edad.- y me señaló con descaro.
La niña sonrió.
-Hola, me llamo Abigail, pero puedes llamarme Aby.-me dijo.
Yo siempre fui algo vergonzosa y titubeé un poco antes de decirle mi nombre.
-S… soy Clare.
Años más tarde, aquella chica se convertiría en mi mejor amiga.


Chris aparcó el coche en el parking del “Blue sky”, una discoteca a las afueras de Charlotte, en cuanto llegamos.
Llevábamos dos horas y media en coche y sentí un pequeño mareo al bajar de él.
-¿Estás bien?- me preguntó Lorie-Te veo mala cara.
-Estoy bien, gracias-dije mientras me erguía para que no se me notara tanto el mareo.
Mientras íbamos a comprar los tickets, vi cómo un grupo de chicos, de no más de dieciséis años, rodeaban un innumerable montón de botellas de alcohol.
-¡Hey guys!- dijo uno de repente- ¿Os hace uno?- y señaló a un vaso lleno de vodka.
Chris hizo ademán de cogerlo, pero nuestras miradas penetrantes le echaron hacia atrás.
-¡Que tienes que conducir!- vociferó Aby enfadada- eres un irresponsable.
Nuestro amigo agachó la cabeza y seguimos nuestro camino.
Una vez dentro, la música no dejaba de sonar. Aquella discoteca era distinguida por su
música de negros “Si es que se puede distinguir la música por razas” pensaba yo. Por eso estaba repleta de gente de color, y los blanquitos como nosotros éramos mal vistos. A mí eso me incomodaba mucho, pero era el sitio preferido de Chris, y como era él quien conducía, a él le tocaba elegir.
-¿Dónde está el resto?- pregunté refiriéndome a los amigos que faltaban.
Sam se encogió de hombros.
-Se suponía que nos veíamos dentro de la disco- dijo después- Pero no he visto el coche de Digory afuera.
Y tras eso, se dirigió hacia unas chicas que había junto a la barra del bar a ver si alguna caía aquella noche.
Mientras, Aby, Lorie y yo, nos adentramos en la pista de baile, y un chico de color que no recuerdo como se llamaba se nos presentó y nos convenció para subirnos a la tarima. Estuvimos toda la noche bailando en ella. Ni Jhon, ni Susan, ni Paul, ni Digory aparecieron por allí. “Extraño” pensé “Muy extraño” pero quién sabía; quizás se les habría quitado las ganas de venir repentinamente, o se habrían perdido por el camino y dieron media vuelta hacia casa (todos sabíamos que Digory se acababa de sacar el carné de conducir y era muy malo con las indicaciones de la carretera).
-Chris, son las tres de la mañana- dije cansada- Mi madre se estará preguntando por mí.
-Sabes que hay dos horas y media de camino, Clare- su voz sonaba poco firme- no me apetece coger el coche.
-Te lo pido por favor; no me encuentro bien.
No noté la ebriedad en sus palabras, porque yo también había bebido bastante.
-Está bien- dijo resoplando- Ya no hace falta que me pongas esa carita, vamos.
Se lo agradecí con una sonrisa; mientras tanto, salimos haciendo eses por la puerta. Chris cantaba la canción de “New York, New York” chapurreada.
_Canta conmigo- decía mientras me cogía las manos para bailar.
Yo me solté bruscamente.
-No quiero cantar, quiero irme.
Entonces mi amigo comenzó a reír. Se metió en el coche, arrancó los motores, y una vez metida yo también, añadió:
_Que poco sentido le das a la vida, Clare.


Laura Martínez

7 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Hoy finaliza el PREMIO ALLENDE LOS MARES. Ha sido un placer contar con tu participación. Pásate por Peón de Brega cuando quieras a partir de las 23:00.

Un abrazo

Perséfone dijo...

Ya estoy deseando leer la próxima parte.

Atrapas al lector.

Saludos.

**Evily** dijo...

No sé por que, pero tengo la sensación de que mezclas nacionalidades, da igual. La historia está muy bien =).

De todas maneras cruzo los dedos hasta la siguiente parte del capítulo ^^.


Por cierto, una pregunta que me abruma: ¿Tienes alguna relación con la saga Crepúsculo?
Ya lo he dicho.XD

Besos!!

Lau dijo...

jajja no mezlco nacionalidades...
Es más, creo que peudo estar segura de que no me equivoque.. los lugares que menciono los he pisado. Creeme, todo está relacionado con EEUU.

jajaja

en cuanto a crepúsculo... me leí el primer libro. Ya me compé los otros dos, pero empezaré cuanod temrine los exámenes.
De todas formas, lo veo algo empalagoso en el tema amor...

Milagros Sánchez dijo...

Un gusto compartir contigo esta vocación narrativa. Aprovecho para invitarte a un nuevo capítulo de mi novela, espero que disfrutes con la intriga de esta historia. Besos multicolores

nestor dijo...

Sigo todas tus entradas aunque no siempre deje comentarios. Insisto en que tienes muy buena "mano" para la narración.

Si me permites quisiera agregar tu blog a mis recomendados porque pienso que nadie tendría que privarse de un trabajo tan especial y magico como el tuyo.

Si estás de acuerdo pasame la dirección exacta de tu blog.

un abrazo

nestor dijo...

Gracias por tus palabras, la verdad no esperaba esta lluvia de votos que pasó largamente la media de mis habituales visitantes y no se de donde vienieron la mayoría de los votos.

la dirección de mi blog es la siguiente: http://nestor-mipuebloyyo.blogspot.com

un abrazo.