jueves, 1 de mayo de 2008

Se perdió mi dignidad

Hace tiempo perdí la dignidad,
o eso es lo que creéis.
¿De verdad piensas que ya no sueño
con aquella risa inocente de niños felices,
que no anhelo en absoluto el romanticismo que un día hubo en mí,
que no hecho en falta todos los momentos del pasado,
en el que soñaba con volar junto a alguien?
Estáis equivocados,
no sabéis en absoluto lo que este alma en realidad quiere.
No quiere noches pasionales y promiscuas,
No.
No quiere en absoluto desahogar sus penas
en una media hora placentera y nefasta a la vez.
No quiere más miradas perversas y predecibles,
No quiere saciar su sed bebiendo el agua de otro,
Ni el roce de un cuerpo desconocido junto al de ella.

¿De verdad pensáis que yo,
Ser quizás con falta de cariño,
No ansío llorar de amor,
que pudiera tan sólo saborear su amargura otra vez,
que prefiere el frío tocamiento a una cálida mirada?

Extraño cómo bailaba feliz
ante las fauces de aquel sentimiento universal,
o cómo, tonta de felicidad,
suspiraba en cada esquina que me paraba,
en cada momento que pensaba en la otra persona.
Extraño incluso cómo pedía consuelo en brazos de las amistades
cuando llegaba el momento de partirme el corazón.
Extraño aquel nerviosismo
que me causaba un temblor en la pierna,
aquel olor a mojado que un día os conté,

Extraño al amor…
Su melodía alegre y su tristeza.
Su olor embriagador y su aroma nefasto;
Su sabor dulce y su sabor amargo,
Su cálido tacto y su frialdad con la que a veces ataca,
Pero sobre todo, añoro sus ojos…
Cómo, sin saber dónde podrían estar,
notabas que te observaba
y que te dejaba en evidencia delante de los demás,
Sí… añoro su mirada atacante.
Su mirada dulce y volátil…

Me extraño…
Laura Martínez

4 comentarios:

Sombras en el corazón dijo...

No hace falta decir la madurez que hay que tener para comprender, aceptar y amar a otro; un ejercicio del que a veces se huye por la otra cara de la moneda: la vulnerabilidad.
Estoy convencida, como tú, de que realmente, sí, compensa.

Un abrazo

**_ mL dijo...

... sí.
me gusta cuando tocan mi alma, gracias por tus palabras

* enhorabuena por tu blog
me encanta como escribes

Belén dijo...

Si señora, eso es lo que ansiamos much@s, pero es dificil hacer compaginar los deseos de todos...

Besos, muy bueno!

coco dijo...

Yo también me extraño y me pregunto cuántas vueltas tendremos que dar hasta encontrarnos.