domingo, 25 de julio de 2010

Insensato


Paseo la lengua por las barriadas secas de mis labios.
Ya ni siquiera el cacao ayuda.
Todo me sabe mal;
en realidad nada me sabe.
Tu insipidez deteriora mi memoria,
y mi memoria sólo puede saborearte en recuerdos.
Los lengüetazos se extinguieron.

Eres insensato.

De alguna manera,
aunque no voluntariamente,
pienso en ti a menudo.
Me aburre el no-juego que tenemos,
me causa fatiga las no-corridas que practicamos,
me satura tu no-presencia ahora que Madrid quedó a 500 km.

Cánsate de olvidarme.

4 comentarios:

Melo dijo...

Si, cansate de olvidarme..
INSENSATO!

Juan Carlos dijo...

dificil cansarse asi..

Belén dijo...

Algunas veces es casi imposible olvidar... no sé si es bueno o malo, pero lo es...

Besicos

Borja F. Caamaño dijo...

En una ocasión una persona me dijo que para olvidar a alguien, para darle un adiós a su recuerdo, debes comenzar por decirle hola...

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.