martes, 23 de marzo de 2010

Quiero hablar francés.



Estoy lista para cualquier cosa.

Mis manos no han aprendido a hacer nudos marineros y tampoco son capaces de arreglar redes de pesca.
Mis brazos todavía no son válidos para sostener todo mi peso en una flexión, y mi peso no es capaz de soportar su número.
De igual forma, mis ojos no han aprendido a no ver esas cosas que invento; ni mis oídos a escucharme cuando me susurro entre las sábanas calentitas que es hora de levantarse.
Por la misma regla de tres, mis pies tampoco han aprendido nada nuevo, ni mis dedos, ni mi vientre, ni mis piernas, ni mi entrepierna.

Pero estoy lista para cualquier cosa: para tumbarme sobre el césped que hay enfrente de Palacio de Oriente las tardes que se presenten frescas, lista para soportar el calor madrileño, para probarme mis vestidos nuevos en la habitación o para jugar a que me desvisto con el vecino del hotel de al lado desde nuestras respectivas ventanas.
Y mientras algunas tailandesas aprenden a lanzar bolas de ping-pong a más de medio metro con la vagina, yo ando lista para cualquier cosa que se atreva -o no- a desafiarme.
A decir que no a las fiestas nocturnas que me propongas, sin tener que sentirme una aburrida después o incluso a declararme inocente si mato a alguien.

9 comentarios:

Nicolás dijo...

Paso a invitarte a

COSAS QUE SUELO ENCONTRAR...

Te espero en mi rincón :) Y si te gusta, intercambiamos links. Dale?

http://cosasquesueloencontrar.blogspot.com/

GRACIAS!!!

Nano dijo...

Hola!! Me gusta esa actitud de estar lista para todo aquello que la vida te depare en tu camino... Además esa predisposición a seguir a pesar de no saber ciertas cosas... Simplemente me gusta!
Un fuerte y cálido abrazo!

Belén dijo...

Te veo capaz de todo eso y muchísimo más

Besicos

Isma dijo...

muy interesante, me has dado que pensar

Juan Carlos dijo...

si se mueve.. MATALOS!!

Jorge Luis Freire dijo...

"algunas tailandesas aprenden a lanzar bolas de ping-pong a más de medio metro con la vagina"

¿? Tengo que ver eso (!)

Patroccia dijo...

Estas lista para un día ir a un karaoke y no parar de cantar?
Y para pasarte horas y horas, y días y días y meses y meses... charlando con tu amiga Patroccia?
Yo te invito a no aburrirte conmigo! :)

Ruth dijo...

Miedo me das!

Mariana dijo...

es una declaración de principios o una manifestación impulsiva de autoconvencimiento?