martes, 9 de marzo de 2010

No soy ningún monigote


Esta es mi cabeza.
Sobre ella se balancea mi cabello- encrespado algunas veces- al son del viento; y sobre ella anda a menudo, atareada, una Laura que se obliga a sí misma a ser cuerda, pero sólo consigue, y ella bien lo sabe, andar colgada como muchas otras, en postes de madera con pintura desconchada.

Estas son mis cuerdas, y sólo las ato cuando me apetece.
De ellas cuelgan penas ahorcadas y nacen diversas risas que varían en función del momento, como si supieran de antemano cuál es la correcta en cada situación. A veces me hacen perder la voz, y otras muchas, la coherencia. A pesar de eso, las adoro, porque sé también que ellas me aman. Son mi único amor incondicionado.

Este es mi cuerpo.
Algunas veces lo vendo y otras lo regalo- al mundo, no a la gente-. Normalmente anda con paso envanecido, aunque, en días de tristeza, se encorva.
Sobre él se encuentran mis hombros, que detestan ser rudos; mi ombligo, que, por el contrario, le encanta ser el centro de atención, y también mis diminutos pechos que a nada temen.
Siempre podría pedir uno mejor, pero entonces, me privarían del vicio que tengo de quejarme.

Esta es mi mente.
Testaruda, orgullosa y dramática, me defiende incondicionalmente ante factores externos, como los gritos de un amigo enfadado, los llantos de reproche, las risas que se abalanzan a atacarme o las amenazas de cualquier ser estúpido que me encuentro por la vida. A veces sueña con jinetes perversos, y otras veces piensa en ti. Otras, simplemente se queda en blanco...

Siempre me pregunto de qué manera acaban las cosas y es por eso que a veces olvido que todavía existen.
Como muchas otras veces, hoy escribo sobre mí, porque sé que siempre me tendré vaya a donde vaya sin importarme el destino final.

4 comentarios:

Belén dijo...

No lo eres, y no dejes que nadie corte tus hilos... eso sí, moviéndolos tu...

Besicos

Nano dijo...

Claro que no eres ningún monigote pues dudo que los monigotes escriban del modo en que tu lo haces... Realmente me gusto mucho... Un abrazo enorme...

Juan Carlos dijo...

sabes q te quejas x vicio!! xD
y si.. siempre nos tendremos a unos mismos xa seguir caminando.. xo de mientras podemos escojer a diversos caminantes xa q nos acompañen no?

Patroccia dijo...

Te tendrás a ti misma a lo largo de tu vida... y es fundamental que te quieras, al menos un poquito. Ata y desata tus cuerdas como te plazca.. porque es tu vida.. eres tú.Pero no dejes que nadie te las corte.