sábado, 11 de octubre de 2008

Entre las masas borrachas

Ayer bebí, me emborraché, e hice algo el ridículo. No había diferencia de estado, aún sin ir ebria podrían haberme confundido con una chica que danzaba bajo los efectos del alcohol. Sonreía, saltaba y miraba a todos los lados. Incluso me presenté a dos desconocidos ingleses sólo porque quería practicar mi inglés. Eso es lo que no me gusta de la fiesta, que si pretendes conocer a alguien es porque quieres después tema con él. A ver, yo sólo quiero pasarlo bien sin sexo, no me gustas, me caes divertido, ya está. A demás la fiesta en sí es una mierda. La barraca parce un putiferio donde la gente, al son del reggaeton, se reboza y se toca delante de el resto. En fin, soy liberal hasta cierto punto, no me gusta ver cómo hace el amor otras personas. Bueno siempre existen también esos pobres viejos verdes que están en la barra con un chorro en la mano mirando por toda la pista de baile con cara de salío mental a ver si pilla alguna pivita, y cuando ve que ninguna decente se percata de que existe, va a las fáciles, las pasables, las que la gente considera como feas, las que no tienen control sobre la pista, las que bailan rebozándose con sus amigas porque no tienen con quien bailar, las que se suben la mini falda hasta que casi se le pueda ver sus partes más íntimas y las que intentan llevar un escote de lo lindo para ver si así se fijan en ellas.
Después cambian del reggaeton a estas canciones horteras de verano con las que vienen ligadas a un baile. “Paquitoooo el chocolaterooo” “Boooombaaaa” etc, sólo falta que nos pongan la macarena, que incluso sería más divertido que toda la música junta. También tenemos a las creidillas del pueblo que se hacen fotos ellas mismas poniendo morritos y caras sexys, y se suben a la tarima a lucir sus cuerpos esbeltos y hace que te deprimas porque tú no eres tan guapa (aunque tu madre te diga lo contrario), y el resto de la noche bailas aún con menos ganas. Es por esta mezcla, (la música mierdera, el éxito de las demás, el asco que te dan aquellos borrachos verdes, las pobres desesperadas bailando desesperadamente, e infinitas cosas que supongo se me olvidan) por lo que decides, (aunque sea una de las peores decisiones) unirte al grupo, masificarte, y gastarte esos eurillos sueltos que llevas en el bolsillo de tu vaquero pitillo que ahora se lleva tanto, en un cubata. Asimismo, aceptas el trago que te da el pobre que no pilla ni una y que está a dos velas esa noche, y que aunque flirteas con él, te das cuenta de que no te gusta, y te pones a bailar con tu amiga, rebozándote para ver si el chico aquel que mira y baila con la tía buena gira su cabeza para contemplarte a ti. Pero sin conseguirlo, al final te apartas de tu amiga, y decides hacer la tonta, porque para pasarlo mal, mejor reírte de tus tonterías, y saltas, y saltas y cantas con un megáfono que se trae Belén de casa, y le gritas al DJ que cambie la música nefasta por alguna canción de Britney Spears, que será lo mala que quieras, pero siempre es divertido bailar su “Gimme more”. Miras el reloj, y todavía son las tres y media, y así se pasan las horas. Como tu padre te ha dejado hasta las seis y media, aprovechas a pesar de que estés de pegote en la multitud. Y pasan las cuatro, y llegan las cinco, y así hasta que miras de nuevo la hora y son las seis. Tu otra amiga aparece con un chico que, supuestamente, se fueron a dar una vuelta por el parque, pero la ves cansada y sudorosa y averiguas que acaba de llegar de su pequeño estudio con su amiguito. Entonces el estudio se convierte en el porno-estudio- coño, ¿Para qué estará la huerta Andrea? ¡Que el estudio lo utilizamos todos!- Después llega la otra amiga, más responsable y que no hace el amor en medio de una fiesta, pero está atada a su novio y siempre van juntos a todos lados y siempre están discutiendo y por eso tienen que ir a hablar a solas y no pueden estar con los amigos. Después ves a aquella conocida que una vez estuvo contigo en el grupo y su amiga la creída tonta que se abre de piernas porque es una gimnasta, y aprovecha esa situación para calentar a los tíos; y hace la gracia rezando el Padre Nuestro con acento sudamericano. Una de las dos es una “borracha”. Borracha entre comillas porque un día descubriste que tiraba la bebida al suelo y fingía que ya le había subido a la cabeza; y la otra es sana porque tiene que seguir con su deporte, pero igual de odiosa.
En fin, te encuentras a los conocidos también, que te saludan te dan dos besos y pasan de ti para mirar a las chicas que hay subidas a la tarima bailando. Y entonces te enteras que la tal Juanita que iba a tu clase se está enrollando con el tal Juanito que un día conociste, mientras escuchas “tocarte toa” y tu amiga sigue con el megáfono cantando. Y llega entonces aquel tío con el que te enrollaste una vez y tuviste algunos problemas con él porque tenía novia, y te pones más tensa, porque pasa de ti y te sienta mal, y entonces luego te acuerdas de los demás chicos que besaste y que… en fin, te tiraste, para ser explícitas y te preguntas a quién se estarán tirando ahora. Luego piensas porqué Seki no pudo haber salido, que seguro que, además de habértelo pasado mejor, te hubiera parado los pies respecto al alcohol. Y cavilando, descubres que aunque quieras ser diferente,- es que se ha puesto de moda ser friki- y aunque sepas que los demás hacen mal y que es una de las mayores gilipolleces sociales de hoy en día, te has convertido en lo mismo, porque lo haces, a pesar de ser consciente de todo.
Pues bien, luego piensas que para la próxima vez, mejor no vienes. Me ahorro el dinero y el tiempo.

Laura Martínez.

15 comentarios:

Miguel A. dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDDD. Me ha parecido bastante bien descrito todo. A mi me da igual que haya quien folle o no ahí, si les deja el dueño o lo que sea, qué más me da. Ser liberal es convivir con lo que no te gusta, aunque te moleste.

Un saludo

Anónimo dijo...

Pues follemos todos, venga,

ÑACA, ñaca.


Margarit

mandawebos dijo...

Que bueno!
No podías haber descrito una noche de fiesta mejor.
Pero no renuncies, a pesar de paquito el chocolatero y similares, la fiesta es lo mejooooorrr!
;-)

(siempre a tope, siempre a topeee!)

Lau dijo...

A tope pasándotelo bien, no actuando como gilipollas...
:-S Aunue hay quienes se divierten siendo gilipollas...

Cierto
:D

Sombras en el corazón dijo...

Depende de con que amigos se va y del día, imagino.
Hay días en los que no se volvería a casa, y hay otros que a la una ya te estas preguntando que hago yo aquí.

Un abrazo

AdR dijo...

Señorita... y esta novela... ¿tiene continuación? :) Espero que sí.

coco dijo...

Sólo faltaba el niño del anuncio de compresas diciendo: ¡Mama, que esh una fieshtaaaa!

David Carrascosa dijo...

Yo ya no tengo cuerpo para esos trotes. Antes acababa tan cansado como tú (imaginate ahora)

Por certo, has salido muy guapa en la foto.

Besos

nestor dijo...

Lau:
veo que sos muy detallista y de acuerdo a tu relato no hay diferencia con lo que pasa por estos lados del mundo.

David Carrascosa: lo siguiente es para vos, amigo: lau no ha salido guapa en la foto...lau es guapa ( es muy "bonita" o "linda", como decimos aqui)

Un abrazo....

Lau dijo...

adr: no era novela, era una crónica :-)

AdR dijo...

¿Y qué diferencia hay?

Es novela y punto XD

Lau dijo...

crónica de un momento determinado, no voy a contar toda mi vida en las fiestas jajajaja, sería desesperante

Intoxicada.* dijo...

Uno se divierte de mil formas, el problema radica en esa gente que para divertirse implica de ser idiota XD

Achtur dijo...

Sabes una cosa, puedo contar con los dedos de las manos los días que he salido de fiesta y me lo he pasado realmente bien (y no he echado 1001 vistazos al reloj).
Bienvenida al rebaño, nena.

Además, no se si es un consuelo, pero gilipollas los hay por todos lados...esos si que no los puedo contar de la misma manera, ja!

Ejem, por cierto...haces cara de contenta en la foto...parece que estabas bien acompañada, jajajaja. Me lo pasé genial ese día (y el siguiente mejor aún...Viva nuestro carnaval!!! )

Cuídate y disfruta, pekeña ***

Lau dijo...

Hola ruthy!

Tengo muuuuuuuchas ganas de verte!
Espero que te lo pases genial en Ulm,que va aser que sí!
jajajaja

Un beso!

PD: Siento haberte recortado jajaja, pero es que si no quedaba muy grande.

Un beso!