miércoles, 25 de junio de 2008

Una noche de San Juan

-¡Gilipollas, vas a quemar la arena!- gritó el borracho que había en la playa, mientras intentaba andar sobre ella sin desplomarse al suelo y creyendo que nuestra hoguera sería la razón de un enorme incendio playero.
Fresca, ebria y algo desenfrenada, así se contemplaba la noche de San Juan en su plena esencia.
Dicen que en esta noche puede ocurrir lo nunca imaginado.
-¿Ves? Esta noche es estupenda,- decía uno de los acompañantes- Mirar el cielo.
-Pero si no hay estrellas…
-Y eso es lo mejor.- contestó- Detrás de ese manto grisáceo hay un sinfín de cosas que jamás nos podríamos imaginar, mucho más bellas que las simples estrellas.

Sí, ocurren cosas imposibles, como que aquellos que no creen en la magia del fuego, se vuelven de repente unos adeptos a las supersticiones y arrojan sus deseos más ocultos escritos en un cacho de papel al ardor de la noche. También aquellas que creen más en el método de la ciencia para concebir un hijo, prefieren esa noche bañarse de blanco, arrojar unas cuantas flores y saltar las nueve olas que harán que se queden embarazadas.
Incluso algunos dicen que a las doce se abren puertas hacia otros mundos, y que sólo lo bueno vacila para pasar.
Una noche, a pesar de su espesor negro, blanca.

-¿Qué haces escribiendo Laura?- me preguntaba mamá.
- Pues ya que esta noche es tan mágica como dicen, poner a prueba mis deseos, los voy a arrojar ahora mismo al fuego, a ver si se cumplen.

Mientras mamá se alejaba, yo seguía escribiendo en este papel, y ahora era el turno de las peticiones a San Juan, que no eran precisamente para mí:

1. Olvidar
2. Perdonar
3. Descubrir


Pronto después todo esto escrito se quemaría entre las llamas del fuego, y lo intentaría escribir de nuevo en casa, aunque ya no tendría la misma esencia.
Laura Martínez.

8 comentarios:

JuaKo! dijo...

La noche de San Juan me parece realmente mágica. Me fascina enormemente y en realidad no sé muy bien el motivo...

Un abrazo Laura ;]

**Evily** dijo...

Luna nueva??
Empalagoso en el principio??

Bueno alomejor si. Creo que mi nivel de empalagoso y el tuyo son diferentes XD.

Los libros son de amor, algo de pasteleo tenía que haber, no? XD
Pero aún así yo creo que te gustará (a mi de los 3 libros es el que menos me gusta, pero bueno)
aunque el final si que es empalagoso XD!!

Miguel Pazos dijo...

La noche de San Juan es, simplemente, la ostia. Además, con las sardinas y el churrasco ya es la bomba.

coco dijo...

Vaya, ahora tendré que quemar el PC. Y el servidor (de usté)...

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Sigues siendo la 'más mejor' escribiendo!!!

Sombras en el corazón dijo...

La condición más necesaria para que exista la magia es... ¡creérselo!
Me gustan tus deseos. Ójala se te cumplan.
Y muy entretenida tu historia de la princesa.
Un abrazo

david guzmán dijo...

retrasé mi visita por motivos de trabajo (y siendo sincero, por olvido) peeero que fabuloso lo que escribiste. Se meenchinó el cuero cuando leí lo de olvidar y perdonar. Es algo tan fuerte, tan ponderable y tan dificil de concebir que verlo como un deseo es lo más honesto que he escuchado al respecto. Felicidades.

Perséfone dijo...

Me encanta esta tradición. Es una pena que a quí no se celebre esa noche.

Pues nada, que se cumplan esos sueños que hoy tienen forma de cenizas ¿no?

Un abrazo.