miércoles, 8 de septiembre de 2010

Worried shoes



Los tacones que guardo amontonados en el cajón
estaban preocupados y aburridos
porque hacía tiempo que no los sacaba a pasear.

[Cu-cu]
Mis piernas asoman,
se hieren mis pies
y mi espalda,
que intenta no encorvarse,
suda humo y chupitos de martini.
Mientras, el mundo entero baila
y el calor decide trasnochar con nosotros.

Enumero cuántas veces he pensado en ti esta noche.


3 comentarios:

Belén dijo...

Vaya... llevar muchos tacones es malo, pero de vez en cuando....

Besicos

Enac Clavijo y Viera dijo...

Me parece perfecto el intercambio así que por aquí te dejo el mio para que lo tengas a mano!

http://http://lickingfossil.blogspot.com/

P.D: Pásate a las cuñas, puestos a crecer y a crecerse durante un rato que sea con la mayor comodidad posible!

MellamoAndrea dijo...

Laaaaaaaaaauri!
No te lo dije? me ha tocado estudiar en castellón, porque en valencia no quedaron plazas! Y nada, eso lo escribí el primer día que fuí, está super guay aquello, es super grande, la gente que me ha tocado es majísima...
sólo he estado 3 días y ya parece que lleve un mes, de lo agusto que estoy allí con la peña...
no sé, presiento que me va a ir bien.
La carrera me gusta mucho, traducción e intepretación, y bueno, lo único malo esq voy y vuelvo todos los días con la renfe...eso equivale a despertarse a las 5 de la mañana y hacer un vaje de hora y media de ida, y otro tanto de vuelta.
Pero bueno...no me quejo en absoluto. Estoy donde yo quería, y me va todo bastante bien.
Y tú? cómo estás? no sabes cuanto me gustaría darte un abrazo...